¿Se animan a cosechar la lluvia?

Como sabemos las fuentes de agua que abastecen a la Ciudad de México presentan serios problemas: los mantos acuíferos han sido sobreexplotados ya que la extracción de manantiales y pozos es mayor que la recarga y los bosques han ido desapareciendo o deteriorándose, disminuyendo así la cantidad de agua que se filtra al subsuelo. La demanda de agua aumenta y ello se agrava porque la población no cuenta con hábitos de reúso y moderación en su consumo. Por otro lado, existe una alta inequidad en el acceso a ella.


En promedio los ciudadanos consumimos 320 litros por día, pero hay zonas, como la alcaldía Miguel Hidalgo, que recibe 500 litros al día mientras que, en el oriente de la ciudad, donde habitan grupos desfavorecidos socialmente, este volumen puede ser de menos de 20 litros al día.


Es importante que cuidemos el agua y podemos aprovechar que es temporada de lluvias para empezar.


Aquí les dejamos los mejores tips para cosechar la lluvia, los cuales los encontramos en el manual para instalar un sistema de captación pluvial en tu vivienda. (Les dejamos el link al final)


¿Qué es la cosecha de agua de lluvia?


Es la acción de colectar, conducir, almacenar y tratar el agua que se precipita a la superficie terrestre para su uso o consumo.


¿Cuáles son los beneficios?


Ambientales, ya que aumenta la disponibilidad de agua sin tener que transportarla por grandes distancias y disminuye el bombeo, el uso de pipas y otros medios de distribución.

Económicos, aunque hay que realizar la inversión de la instalación, el ahorro a largo plazo es bastante.

Sociales y de salud, aumento de la disponibilidad y de la calidad de agua, lo que impacta favorablemente en la calidad de vida, los niveles de higiene y la salud de las personas.


¿Cuáles son las limitaciones?


Que la cantidad de agua captada va a depender del volumen de la lluvia.


¿Cómo funciona?


Se necesita de un buen diseño en el sistema de captación de lluvia (SCALL) para que el proceso sea lo más exitoso posible. Ya que pasa por varias etapas para poder tratarla, limpiarla, almacenarla, tratarla, filtrar, desinfectarla, manejarla y darle mantenimiento.


¿Cómo diseñar tu scall?

  • Revisar las normas o leyes que las regulan (pueden no existir)

  • Ver con cuánto dinero contamos.

  • Elegir el lugar donde se va a instalar.

  • Contratar mano de obra capacitada,

  • Material que vamos a usar (tubos, canaleta, etc.)

  • Hay que considerar que cada cierto tiempo se le debe dar mantenimiento.


Se puede poner en edificios, oficinas, zonas rurales y casas.


Es una alternativa para aprovechar el agua de lluvia, ¿se animan a intentarlo?


Seamos parte del cambio y no del problema.


Fuente: https://www.sedema.cdmx.gob.mx/storage/app/media/DGCPCA/ManualCosecharLaLluvia.pdf


0 vistas
  • Facebook
  • Instagram
  • PodCast
  • Twitter
  • LinkedIn Social Icon
  • YouTube